CHEAP TRICK – Bang, Zoom, Crazy…Hello: el truco sigue funcionando

cheap trickLa primera vez que escuchas Bang, Zoom, Crazy…Hello, el sabor que te deja en la boca es agridulce. Son los Cheap Trick de siempre, pero parecen haber perdido algo de la magia que los caracteriza. Agradable, pero inconexo. Pasan las canciones y sólo reposan en la memoria los singles, especialmente el “No direction home” que podría haber entrado en cualquiera de sus últimos (y excelentes) discos, Rockford y The Latest.

La segunda vez que pulsas el play todo empieza a cobrar algo más de sentido. La entrada de “Heart on the line” es triunfal: la clásica melodía que cabría esperar del mejor combo de power pop de la Historia. El mejor o el más famoso. Da igual, porque nadie llevará la etiqueta con la excelencia de Cheap Trick. Al disco se le va encontrando el hilo conductor, que no es diferente de la mayoría de sus discografía: guitarras ligeras, melodías pegajosas, algún guiño beatle, no menos de dos o tres clásicos instantáneos.

La tercera vez que vuelves a él, Bang, Zoom, Crazy…Hello te convence de que la banda ha vuelto a no fallar. Decir que Cheap Trick está viviendo su segunda juventud sería, como poco, incierto: lo que pasa es que nunca dejaron de ser jóvenes, un poco infantiles incluso, y han llevado su jovial irreverencia hasta las últimas consecuencias (¿a qué viene ese título, si no?). Así es como cuatro tipos que pasan los sesenta pueden seguir sonando frescos, como si aún tapasen el acné de la frente con sus flequillos.

La cuarta escucha es a la vez la cuarta y la quinta, porque once canciones empiezan a antojársete demasiado pocas como para saciar el apetito que te abre el decimoséptimo (¡17!) álbum de la banda, y te obliga a ponerlo una vez después de la otra. Si bien no hay nada desconocido por descubrir a lo largo del disco, esa sensación de estar volviendo a los clásicos es ineludible. Incluso quien escuche con oídos frescos a Cheap Trick se verá arrastrado al pasado, como si la cálida voz de Zander fuese la voz que acompañó toda tu juventud.

La sexta escucha ya no la cuentas. Ni las siguientes. Es cuando el Bang, Zoom, Crazy…Hello empieza a formar parte del cancionero de la banda como si hubiese estado ahí durante años. Pasó con The Latest, que es hoy un imprescindible. Muy pronto, nos costará discernir si canciones como “When I wake up tomorrow” o “Blood red lips” eran de este disco o del anterior. O del siguiente. Podría ser un hándicap, pero no lo es cuando cada una de las canciones lo tiene. Todas tienen esa magia. Son las guitarras, seguro, y esa percusión juguetona (esta vez a cargo Daxx Nielsen, hijo de Rick); y es, cómo no, la voz inigualable de Robin Zander, que cada año canta mejor que el anterior.

Y, por encima de todos ellos, están los temas. Once hits en potencia. Composiciones que parecen salidas de una cadena de montaje enloquecida, que imprime su molde cada vez de una forma distinta pero siempre con los ingredientes que hacen de Cheap Trick la banda reconocible que es hoy en día. Así es imposible fallar.


Lo mejor: que Cheap Trick vuelvan en plena forma.
Lo peor: que tengamos que esperar otros siete años para disfrutar de una continuación.


Julen Figueras
Apasionado de la música, de la política, y todo lo que las atraviesa. Aunque el rock pueda con todo, disfruto tanto con el soul como con el blues, con el metal como con el pop. Abogado del diablo. Defensor de pleitos pobres. Todavía empeñado en encontrar esperanza en el rock y en la palabra como armas para la subversión.
Si no quema, no es arte.

También escribe sobre música y feminismo para Pikara Magazine.
Julen Figueras on FacebookJulen Figueras on Twitter
Entrada publicada en Juicios Injustos.

Podrían interesarte:

6 comentarios en “CHEAP TRICK – Bang, Zoom, Crazy…Hello: el truco sigue funcionando

    1. Gracias por el comentario Miguel. Me alegra que todavía haya gente descubriendo esta gran banda, que es casi de culto, y que cuenta sus grandes canciones por puñados.

      ¡Un saludo!

  1. Descubri a esta banda en 2008 mas o menos, conocia algun tema de la decada del 80 como Ghostown, o The Flame que eran muy comerciales, aunque buenos temas, pero no sabia quien cantaba. Pero en 2008 encontré en liquidacion en una disqueria los 3 primeros discos de Cheap Trick y descubri un verdadero tesoro musical. Desde ese momento compré varios discos de la banda y creo que cada vez cantan mejor. Es rock pesado y muy melodico. En mi opinion, y salvo excepciones, los mejores musicos han aparecido en las decadas del 60 y del 70 y cuando voy en busca de algun cd nuevo, termino eligiendo a los grandes de esas epocas. Rockford y The Latest son grandes discos, y este ultimo veo que tambien, He escuchado 4 temas que son los que aparecen como adelanto y me parecen excelentes. Seguramente compraré en poco tiempo el Bang Zoom Crazy Hello. Saludos.

  2. Coincido plenamente con lo que comenta Julen. Después de un par de escuchas parece que estás ante su peor disco desde el 97 pero no es así, van pasando las escuchas y las canciones se pegan como el chicle. Son muy grandes, aprovechemos que a estos los echaremos de menos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − Once =