SWEDEN ROCK 2016: la perfección incompleta

Si hay un lugar en el que ha tenido sentido lucir galas, ése ha sido el Sweden Rock Festival. Excusa perfecta para pasearse con orgullo por Norje.

No es ningún secreto que el cartel ha bajado en cuanto al nivel de los grupos, pero sigue habiendo mucha calidad y es el mejor y más genuino festival rockero que se celebra en el continente. Con señas de identidad propias y un público que compra la entrada casi a ciegas en cuanto sale a la venta en el otoño previo sin conocer uno solo de los artistas que van a intervenir. Pero, en esta última edición, aunque contamos con la presencia de bandas como Foreigner, King Kobra, The Hellacopters…dista mucho del aluvión de superestrellas que pudimos disfrutar en convocatorias como las del 2012, 2013, 2014. Y es que por las tablas del escenario principal han pasado nombres como Rush, Lynyrd Skynyrd, Toto, Black Sabbath, Alice Cooper, Status Quo, Twisted Sister…que el caché del festival es alto, vaya, y que, aunque siempre se las arreglan para dejarnos buen sabor de boca, se echan mucho de menos aquellos tiempos.

Escenarios al aire libre. Pequeñas tiendas de CDs cercanas cuyos dueños se desplazan desde cualquier país y te permiten encontrar gangas inesperadas. Sobre las bandas, un placer entregarme en cuerpo y alma a una actividad que hace unos años no practicaba. Unos cuantos vibramos con su adrenalínica descarga de munición rockera, culminada por el ambiente. En la oscuridad de la noche se reproduce la brillantez. Hipnóticos, luminosos y buen sonido. Aprecias virtudes, pasas un buen rato, pero a veces ni sabes cómo se llama uno solo de sus miembros, ni tienes interés en aprenderlo.

Cartel completo del Sweden Rock 2016
Cartel completo del Sweden Rock 2016

Fieras que en su día colocaron el ardor uterino entre los ingredientes necesarios para elaborar rock and roll, dejando para la posteridad algún buen trabajo. Abrasando como una descarga de napalm sobre la jungla vietnamita, y del que rescatamos muchos momentos célebres. Mala hostia tan propia de bandas noventeras, integridad a prueba de bombas por encima de otros conceptos, sensualidad, elegancia rockera con presencia en el escenario. Parece un documental que se ha puesto de nuevo en el mapa, y por mí que se queden mucho tiempo.

Días gastronómicos, musicales, incluso futboleros en conversaciones. Desplazamiento por carreteras, peajes y verde, mucho verde. Extrañas iglesias. Un día nacional lleno de camisetas amarillas. Showmans, apasionados abrazos, canciones, rock rítmico vacileta, inofensivo, la historia del rock. Incesante pirotecnia percusiva, tormentas de watios, caos con maldad. Leyendas. Consistentes masas humanas que se congregan, veteranos brincando de felicidad, apostando a caballo ganador, tarareos. Mucho oficio, la gozada de tener delante a un sueño hecho institución. Movimientos sincopados. Cuando oscurece no hay dos sino cuatro estaciones: Invierno, invierno, invierno y más invierno, por mucho que estemos en junio, solo el rollo sobre los escenarios hace caldear aquello. Decepciones, atrezo escénico de instrumentos, presencia, saber hacer aportando chispa, suficiente o no para que estalle.

Y que siga por muchos años el Sweden Rock, que comenzamos a temer por él. Una verdadera referencia de los festivales en toda Europa.


Más sobre el Sweden Rock a través de los años

En estos enlaces puedes leer reseñas de 2013, 2014 y 2015.

Aquí puedes escuchar los programas de Galaxia del Rock dedicados al festival desde 2012.

La entrevista a los organizadores del festival, aquí.

Patricia Miguez
Hablar es meterse en problemas, por eso prefiero escribir. Soy una de esas ediciones limitadas de sonrisa de lujo que ya no se llevan pero que lo puede todo. Individualista por convicción y, mientras todos quieren una vida normal, yo no.

Salir del mundo de las ideas e introducirme en el universo de las experiencias vitales. No busco influir pero me sentiré satisfecha si zarandeo. Iluminemos salas, rompamos hielo, acerquemos desconocidos y...¡a darle al play!
Entrada publicada en Inclinaciones.

Podrían interesarte:

Un comentario en “SWEDEN ROCK 2016: la perfección incompleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.