LAURENCE JONES: “el blues es la raíz de la música actual, y nada sobrevivirá sin raíces”

Laurence Jones es uno de esos artistas en constante crecimiento, cuya labor sobre los escenarios le ha llevado a colaborar con artistas consagrados y a ganarse una sólida base de fans. Aprovechando la gira que le traerá por nuestro país en mayo, hemos traducido la entrevista que Gio Pilato hizo al joven y talentoso guitarrista para Bluebird Reviews.


Laurence, What’s it gonna be ha sido un álbum realmente exitoso para ti. Un disco que, en mi opinión, te sitúa como uno de los mejores artistas de blues-rock del momento. ¿Cuáles son tus memorias más inmediatas de cuando grabaste el álbum?

Recuerdo sobre todo pasar un gran rato con mi banda. Siempre he grabado con músicos de sesión, y ha sido un cambio excelente estar ahí, tocando con mi propia banda. Como sabes, he producido el álbum yo mismo junto al bajista Roger Innis. Y he aprendido, a través de esa experiencia, mucho más trucos que las veces que he trabajado con otros productores. Fue simplemente genial, no había ninguna presión e hice exactamente lo que quería hacer. La experiencia completa ha sido free-style, simplemente enchufamos los instrumentos y nos lanzamos.

Empezaste a tocar con ocho años. ¿Te animaron tus padres a tocar, y fue la guitarra tu primera elección?

Sí, definitivamente. Mi padre tenía una guitarra clásica en casa, y solía tocar el tema de The Animals “House of the rising sun”. Recuerdo que, desde que era un niño, quise tocar esa canción mejor que él (ríe). Me hacía practicar dos o tres horas al día, así que yo tenía esa determinación. El pasado año, cuando toqué en el Royal Albert Hall para el tributo a Leadbelly, acabé tocando con Eric Burdon, y sabía que mi padre estaba entre el público. Así que, después del concierto, le dije “¿ves? Soy mejor que tú ahora, ¡he llegado a tocar con Eric en el escenario!” (ríe)

Tus composiciones en What’s it gonna be muestran tu fenomenal madurez. ¿Qué proceso sigues a la hora de componer?

No tengo un orden particular mientras escribo, y ahí está la belleza. Una canción puede aparacérseme a través de letras que escribo primero, y luego voy a por la melodía y las voces; o hay veces que empiezo con un riff de guitarra y construyo la canción a partir de ahí. Especialmente en este álbum, quise que fuera más dirigido a las canciones y a conectar con la gente, y no sólo rellenar el disco con un montón de solos tal y como algunos tipos hacen en este rollo. Veía un montón de gente entre el público, noche tras noche, que venía a mis conciertos y conectaba con ciertas canciones del anterior álbum, Temptation, y quise seguir el mismo camino emocional para este disco.

¿Cómo fue tu experiencia produciendo al joven Toby Lee (un guitarrista de doce años que practica blues y rock) para su EP debut?

Fue algo muy guay, la verdad. Tiene mucho talento y potencial para su edad, y tiene mucha confianza en sí mismo. Estuvo muy bien también porque, habiendo producido mi propio álbum anteriormente, tenía ya ciertas nociones de cómo hacerlo. Así que reuní a un buen equipo alrededor, con Phil Wilson a la batería, Jack Alexander al bajo y Victoria Klewin a la voz. Más, como invitado muy especial, el gran Bernie Marsden en una de las canciones. Toby tiene un gran camino por delante, seguro.

Los últimos doce meses han sido bastante especiales para ti. Las “Lead Belly Tribute Nights” en el Royal Albert Hall londinense primero, y luego tu sshow en el Carnegie Hall de Nueva York, te han permitido tocar en dos de los recintos más emblemáticos del mundo y compartir escenario con la flor y nata del blues y el rock and roll. ¿Hubo algún momento en el que te tocara pellizcarte para darte cuenta de que no estabas soñando?

Fue desde luego una gran experiencia, y lo que voy a decir sobre los artistas y la camaradería puede que sorprenda un poco. Fue genial compartir camerino con Buddy Guy en el Carnegie Hall, aunque apenas tuve ocasión de verlo cuando subió al escenario. Nos dijimos hola y poco más, ya sabes, pero es un gran tipo. Lo que de verdad me marcó aquella noche fue cuando estábamos todos dentro y fui a ponerme algo para beber. En el camerino estaba mi amigo Walter Trout practicando, a solas. Walter me vio y me dijo “eh, ¿te importa si me quedo en tu camerino? Se está muy bien en silencio” así que le dije que claro, ningún problema. Así que cogí una silla y me senté a su lado, y fue un momento muy surrealista para mí. Tocó una canción llamada “Transition” de uno de sus primeros álbums, que fue casualmente el primer disco de blues que escuché en mi vida. Walter dijo que nunca había tocado esa canción en directo, y el hecho de que tocara esa canción para mí, en la habitación, a solas, significó muchísimo para mí, me sentí privilegiado.

Has estado trabajando desde hace mucho tiempo con tu manager y mentor Golly Gallagher, y has tocado en un montón de conciertos con el talentoso bajista Roger Inniss. ¿Cómo de importante es para ti estar rodeado, en tu día a día musical, de hermanos musicales como éstos?

Es realmente importante. Paso todo el tiempo junto a esa gente en la furgoneta, incluso más que con mi familia, y para serte sincero es vital tener lazos que te nos una a todos. El año pasado hicimos como 250 conciertos, así que te puedes imaginar lo importante que es llevarse bien con todos. Golly es toda una inspiración para mí. Con su experiencia en el sector, me ha enseñado muchísimo acerca del negocio. Mucho antes de que yo naciera él ya estaba en el negocio (sonríe), trabajando para Sony y otras grandes. Golly me enseñó el camino y lo importante que es tener a un buen equipo alrededor, y me siento privilegiado por tenerlo como manager.

“He trabajado con productores que te dicen constantemente lo que tienes que hacer”

Laurence, tu nuevo álbum (nota: Take me high, publicado en agosto de 2016) se editará, según los rumores, a finales de verano y lo producirá Mike Vernon, que es una autoridad en el negocio. ¿Has pensado ya en un título para él?

¡Siempre me ha gustado ir un paso por delante! (risas) Siempre me ha gustado anticiparme al disco que voy a hacer y a las canciones que voy a escribir. Escribir canciones es algo que pasa de forma natural para mí, y me siento muy afortunado en ese aspecto porque sé que hay gente en el negocio que se las ve y se las desea para escribir nuevo material. Yo escribo y escribo porque hay un montón de experiencias que vivo en la carretera y sobre las que me gusta escribir para compartirlas con mis fans a través de canciones. Publicaremos el álbum en julio o agosto y desde luego fue un honor que Mike Vernon lo produjera. Ha estado trabajando con artistas de la talla de Bowie, Clapton, Peter Green o en el famoso álbum de John Mayal & The Bluesbreakers, un álbum que cambió la escena en su momento. Fue genial trabajar con Mike, y me sorprendió lo mucho que me dejó ser yo mismo a lo largo de la grabación. He trabajado con productores que te dicen constantemente lo que tienes que hacer, que dicen “así es como se hacen las cosas”. Con Mike fue otra cosa completamente distinta. Simplemente intervenía en los momentos correcto, cuando veía que era buen momento para hacerlo. En comparación con What’s it gonna be, en el nuevo álbum encontrarás menos overdubs y un sonido más crudo, más de directo. Nos encantó trabajar de esa forma, y estoy seguro de que a los fans les encantará también. Ese sonido crudo, straight-to-your-face es exactamente lo que los fans escucharán también cuando toque las canciones en directo. Toda la experiencia de haber grabado con Mike Vernon fue muy relajante y sinceramente espero volver a trabajar con él en el futuro. El nuevo álbum se titulará Take me high y estoy ansioso por tocar las canciones para los fans.

Portada del último trabajo de Laurence Jones, Take me high

La gira europea la tenéis ya más o menos montada con muchas fechas. ¿Tenéis intención de ir a los EE.UU. a tocar próximamente?

Volveremos allá al final de agosto. Por ahora sólo tenemos tres fechas confirmadas. Será genial y estoy deseando tocar allí.

Has dicho anteriormente que la música es tu cura. ¿Cómo te ha ayudado el apoyo de los fans en ese proceso de curación?

Enormemente. Siempre hay montones de gente que viene a mí, desde que trabajé con el proyecto caritativo Crohn’s and Colitis UK (el propio Jones sufre la enfermedad de Crohn), y me dice: “eres una inspiración, y tu música me ayuda a pasar el día”. O cosas como “es maravilloso verte ahí arriba tocando sabiendo lo que pasamos con la enfermedad de Crohn”. Si no tocase música, estaría por los suelos y, afortunadamente, consigo desafiar esos sentimientos a través de la música, siendo sincero para conmigo mismo y quienes aman mi música. Si mi música ayuda a mis fans como me ayuda a mí, entonces es el mejor de los sentimientos. No puedo dejar de agradecerles su apoyo. Hacemos un montón de actos benéficos para recaudar fondos y conseguimos 15.000 libras el pasado año, lo cual es increíble.

El blues es uno de los pocos géneros musicales a nivel mundial que ha conseguido sobrevivir y reinventarse a lo largo del tiempo, sin por ello perder el contacto con la historia y con la tradición. ¿Cuál dirías que es el secreto de su longevidad?

Como dices, la cosa va de la Historia, y hoy en día es lo que la gente busca. Es como ir a sitios en los que todo huele a historia, como Roma o Straford-Upon-Avon, donde vivió Shakespeare. La historia está siempre ahí, es parte de nuestro patrimonio y es algo en lo que sabemos que podemos reflejarnos en cualquier momento. Además, puedes encontrar partes del blues y de su historia en muchos otros géneros, de forma que nunca llega a perderse. Está en el pop, en el rock, en el soul, donde sea. El blues es el terreno común a esos géneros, la génesis de todos ellos. Piensa en los sesenta y setenta, con la invasión del blues que influenció nuestra cultura. Bandas como The Rolling Stones hicieron del blues su propio manifiesto musical. No fueron sólo una de las bandas más grandes del mundo, pero también la banda que puse un tema de blues en el número de las listas de todo el mundo con Little Red Rooster. El blues va a estar siempre en lo más alto, porque es la raíz de todas las cosas, en sentido musical. Y sabemos que nada sobrevivirá sin raíces.

Puedes leer la entrevista original de Bluebird Reviews aquí.

Gio Pilato
Periodista afincado en Reino Unido, Giovanni "Gio" Pilato ha reseñado conciertos, álbums, y ha entrevistado a infinidad de artistas del mundo del blues para la popular web Bluebird Reviews. Como colaborador de Palabra de Rock, las entrevistas que figuran en este espacio son traducciones de su trabajo para el medio anglosajón, cedidas con el objetivo de mantener la llama del blues encendida.
Entrada publicada en Encuentros.

Podrían interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 19 =