THE ANSWER: “no hay nada de lo que arrepentirse”

Ese libro no es mío”. Paul Mahon se apresura a aclarar cuando cojo el tomo que está en el sofá, Entendiendo a Hitler. “En estos autobuses siempre te encuentras cosas así, no sabes de dónde aparecen”. Estamos en el bus de The Answer, detrás del coqueto Cirkus, donde esa misma noche compartirán cartel con Mr. Big y Faster Pussycat. Es un autobús enorme que parece quedarse pequeño al entrar en él. En el piso de arriba, las literas están apretadas unas con otras, toca agacharse para ir de un lado a otro, y apenas hay sitio en el angosto y oscuro pasillo para acceder a la “sala” común, donde no entran más de cuatro o cinco personas.

En el piso de abajo nos encontramos con Danny Nordahl, bajista de los Pussycat, que mata el tiempo viendo un episodio de Padre de familia en la TV. Ambas bandas comparten autobús. “Hay buen ambiente y respeto mutuo”, cuenta Cormac Neeson. “También tenemos tiempo para salir de fiesta juntos, así que es divertido”. Mr. Big va por su cuenta, aunque aclara que “no tienen ese rollo condescendiente con las bandas teloneras. Somos más como una gran familia”.

Todas las bandas de este nivel tienen algo que las hace únicas y distintas a cualquier otra, o de lo contrario no estarían donde están”

Es lo menos que se puede pedir cuando pasas la mayor parte de tu tiempo en la carretera: buena compañía y camaradería. Y si en el camino puedes aprender algo de los grandes, mucho mejor. “Siempre tienes que mantener el hambre por seguir aprendiendo y moviéndote hacia adelante. Todas las bandas de este nivel tienen algo que las hace únicas y distintas a cualquier otra, o de lo contrario no estarían donde están. Así que uno intenta descubrir qué es ese algo. Puede ser la maestría al tocar, como en el caso de Mr. Big, o puede ser la forma de componer o la forma de hacer melodías con gancho…hay que tener siempre los ojos abiertos para absorber todo eso”.

The Answer son, a su modo, una de esas bandas de nivel con sonidos únicos, de las que otras formaciones venideras tendrán que aprender. Si hay una lección que Cormac tiene presente a lo largo de la conversación, ésa es la necesidad de no estancarse. “Cuando la gente cree saber lo que esperar de tu nuevo álbum antes de que salga, y lo fácil es enrocarse en donde uno está cómodo…es momento de hacer algo al respecto”. Así se explica el último giro estilístico plasmado en Solas. Ha pasado ya un año desde su publicación, pero sigue siendo un álbum de opiniones diversas. “Para mí, no es posible juzgar las cualidades de un disco basándote en lo que la gente dice, o cómo vende. Después de un año, todavía creo que es un álbum potente, no hay nada de lo que arrepentirse”.

Sea como sea, parece claro que Solas es un álbum de sonidos particulares, que se entiende más como una excepción que como un cambio de dirección permanente. “Lo bueno de un disco como Solas es que nos permite, para el próximo álbum, estar más abiertos a volver al sonido clásico de The Answer o a seguir probando otras cosas, sin encasillarnos en algo en particular”. Integridad por encima de éxito. Mahon corrobora lo que dice su compañero y añade, tajante, que “si nos dijeran ‘tenéis que hacer otro disco como Rise, y va a ser un bombazo’, no creo que pudiese ponerme a ello”.

Creo que con New Horizon tomamos la dirección equivocada”

Esa búsqueda por lo nuevo o lo diferente parece estar inserta en cada una de las decisiones de la banda. Hoy comparten cartel con otras dos bandas de renombre, hace unos meses lo hicieron con The Dead Daisies, y a finales de año estarán haciendo su propio show, con repertorio completo. “Cada tour es diferente, y ya sabes, si lo que buscas es una vida predecible en la que te levantas cada día en el mismo sitio, entonces la música no es tu negocio. Así que, lo interesante es reparar en las diferencias de cada tour, y apreciar el hecho de que nunca se hace aburrido”.

Para este tour en particular, han tenido que reducir el repertorio hasta los cuarenta y cinco minutos, lo que convierte su setlist en una especie de grandes éxitos. Pero, una vez más, lo esperable no es lo que se obtiene. “Hemos buscado en nuestro repertorio menos conocido las canciones que los cuatro amamos pero que por alguna razón no hemos tocado en directo tanto como hubiésemos querido. Algunas canciones que no entraron en el disco pero sí en el bonus, o canciones que iban a ser el single pero luego no lo fueron. Así que tocaremos canciones menos típicas, que encantará a nuestros fans, y al mismo tiempo es una forma de mantener nuestro interés y pasión”.

Hay en las respuestas de Cormac y Paul cierto orgullo por tener las riendas de su propia carrera. Están haciendo lo que quieren, lo están haciendo bien, y el público está respondiendo de la misma forma. Cuando pregunto si tienen algún disco del que se sientan menos orgullosos, ambos dudan por un momento, aunque el guitarrista termina por recoger el guante: “Creo que con New Horizon tomamos la dirección equivocada”, duda, “fue un tiempo extraño, habíamos firmado con un nuevo sello…De hecho, varias canciones que dejamos de lado para aquel disco han terminado en Solas, lo cual puede indicarte lo que no funcionó en New Horizon”.

En aquel disco de 2013 endurecieron el sonido, lo convirtieron en más contundente y machacón, y se dejaron por el camino mucha melodía. Ahora, para Solas han recuperado parte de esos sonidos, que no vuelven tanto a los orígenes de la banda como a los de sus propios protagonistas: “siempre nos ha interesado, como irlandeses, mirar a nuestra cultura, al lugar de donde venimos. En un principio buscábamos hacer algo diferente, y nuestra primera fuente para ello estaba precisamente en nuestra condición de irlandeses”.

Esos sonidos irlandeses se traducen en un alejamiento del clásico combo rockero, añadiendo sonoridades celtas e instrumentos poco corrientes en nuestra música. Se escuchan muchos teclados, pero también mandolinas y buzukis. “El hecho de tener tantos instrumentos en estudio nos ha empujado también a trabajarlo en directo de otra forma, alternando más instrumentos que nunca. Y creo que es bueno, porque de lo contrario te puedes volver complaciente, haciendo lo mismo cada noche durante diez años. Recuerdo, de hecho, cuando empezamos a montar la gira y tenía la sensación de estar volviendo a los tiempos en los que teníamos que aprender todo de cero, y eso le da un encanto distinto”.

Mantenerse íntegro, explorar nuevos caminos, huir de la rutina. Aunque a veces, claro, toca también trabajar en la parte menos grata de la vida como artista. Hablamos un rato sobre la tecnología digital y sobre su presencia en redes sociales. “Hay que abrazar tantas plataformas digitales como sea posible, ya sabes, porque son formas de publicitar lo que la banda hace”. ¿Gajes del oficio? A Cormac le sale por fin una sonrisa. “A veces sí es un poco cansado y tienes esa actitud de ‘lo hago porque hay que hacerlo’, pero si alguien viene con una buena idea, entonces es muy divertido”.

Divertido o no, hay que reconocerle a la banda el arranque a la hora de crear algunos contenidos interesantes. En su Facebook, publican constantemente clips de sus directos. En su perfil de Spotify, se pueden encontrar listas con distintos tipos de música (para calentar el ambiente antes de un concierto, para la carretera…), e incluso audiocomentarios para cada tema de Solas. “Especialmente en el rock, los fans quieren meterse de lleno en la música, no sólo escuchar la canción una vez y olvidarse, sino quemar cada disco. Intentamos ser conscientes de ello y dar el máximo de información posible, para que la gente tome lo que necesite”.

Julen Figueras
Apasionado de la música, de la política, y todo lo que las atraviesa. Aunque el rock pueda con todo, disfruto tanto con el soul como con el blues, con el metal como con el pop. Abogado del diablo. Defensor de pleitos pobres. Todavía empeñado en encontrar esperanza en el rock y en la palabra como armas para la subversión.
Si no quema, no es arte.

También escribe sobre música y feminismo para Pikara Magazine.
Julen Figueras on FacebookJulen Figueras on Twitter
Entrada publicada en Encuentros.

Podrían interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =