Colleen Rennison de NO SINNER: “no engaño, lo que ves es lo que hay”

Llamada a ser una de las voces del rock que tomará los escenarios en los próximos años, Colleen Rennison lidera No Sinner y también ha publicado un delicioso álbum en solitario. Un año después de la publicación de su -hasta la fecha- último disco, recuperamos la entrevista que Gio Pilato hizo a la cantante y actriz para Bluebird Reviews.


La historia de un giro radical. Ésa es, quizá, la mejor forma de describir lo que ha pasado en los últimos siete años en la vida del grupo canadiense No Sinner. De estar a punto de tirar la toalla a publicar un precioso disco con agallas, Old habits die hard, publicado en 2016.

Colleen Rennison, la lideresa de No Sinner, ha hecho un largo viaje con la banda hasta la fecha. A pesar de todo lo vivido desde su debut en 2014 con Boo hoo hoo hasta este álbum, con el que la banda se adentra en territorios más rockeros, Rennison parece contenta y satisfecha cuando nos encontramos con ella en el The Borderline de Londres, para hablar de Old habits die hard. “Boo hoo hoo salió en realidad en 2011, pero el sello no lo distribuyó hasta 2014. Diría que Old habits die hard refleja mejor nuestro verdadero sonido, y lo que somos como banda en directo. Boo hoo hoo fue escrito con una guitarra acústica en el suelo de la cocina, mientras que Old habits es más lo que somos, y es una pena que no se publicase antes. Siento que, de alguna forma, Boo hoo hoo no representó bien lo que somos, porque muchas de las canciones del nuevo disco las tocábamos ya desde 2011. Han pasado un montón de cosas desde que Eric (Campbell, ex-guitarrista) y yo estábamos juntos en la banda. Unas veces mejor y otras peor, algunas veces incluso parecía que todo se iba a pique, pero al final es genial poder seguir ahí. Este tour europeo ha sido una experiencia espléndida para mí y para la banda. Poder tocar al otro lado del Atlántico, pensando que no mucha gente conocerá tu música y acabar abrumada por la gran respuesta del público que va a tus shows y compra tus discos…tío, menudo regalo. Eso demuestra que la gente se preocupa de la banda y de nuestra música, lo cual es genial”.

El sonido ha cambiado mucho desde que Eric Campbell dejara la banda. Ahora, con la nueva formación, el sonido de No Sinner es más primitivo y poderoso. “Diría que es definitivamente más crudo, pesado y real de lo que era en nuestro primer álbum. Creo que es una cuestión de conexión entre quienes formamos la banda, más que las cualidades que puedas tener con tu instrumento. Cuando salió Boo hoo hoo, las canciones eran bastante antiguas ya y sentíamos que No Sinner nos importaba ya una mierda. Había un montón de tensión entre nosotros, pero no podía dejar que la cosa terminara ahí porque las canciones que terminaron formando parte de Old habits ya las teníamos. Con la nueva banda, fue para mí muy refrescante volver a interpretar esas canciones con un sentimientos muy distintos, con otra energía y entusiasmo recuperado gracias a los nuevos chicos en la banda, con los que conectamos muy bien. Tienes la sensación de que la banda da todo lo que puede todo el tiempo, auténtica camaradería sobre el escenario. Me muero de ganas por empezar a escribir nuevo material con los chicos porque finalmente tengo la sensación de que No Sinner es una entidad musical, y es algo que había echado de menos durante mucho tiempo”.

“No podía permitirme dejar sin terminar una obra que llevaba trabajando desde los veinte años”

La artista canadiense ha estado, antes de la publicación de Old habits die hard, trabajando con el productor Ben Kaplan, un tipo que ha trabajado con muchísimas bandas en el pasado, dejando un sello de rock robusto. Por eso, nos preguntamos si su inclusión ha tenido mucho que ver con el sonido del disco, en comparación con los temas tal y como estaban originalmente concebidos. “En absoluto. Ben Kaplan tuvo muy poco que ver con el álbum en general. Tuvimos la oportunidad de elegir entre un par de productores para el álbum, y nos decantamos por Ben porque era el que estaba disponible en ese momento, y el sello nos dio el visto bueno financiero para completar la grabación. Siento que el álbum no reflejara exactamente la visión de Ben, pero lo único que quería era terminarlo. En ese momento ni siquiera tenía una banda, estábamos sólo Ben y yo en el estudio, y yo no tenía ninguna experiencia en producción, así que fue un alivio contar con alguien como Ben ayudando a que el disco se terminara. Completar y publicar Old habits casi terminó conmigo, y quizá el sonido general del álbum no es el que inicialmente había pensado, pero estoy contenta de haberlo hecho y de que esté ahí afuera. No podía permitirme dejar sin terminar una obra que llevaba trabajando desde los veinte años. Ni hablar”.

La lideresa de No Sinner es una de las cantantes y compositoras más versátiles y dotadas que hay por ahí. A lo largo del nuevo álbum se puede apreciar, más si cabe, la belleza y fuerza de su voz, algo que ella pudo descubrir en los primeros pasos de su carrera. “Al comienzo no pensé que mi voz fuera fabulosa, pero sí que empecé a cantar cuando aprendí a hablar y caminar, ya sabes, algo que haces de forma natural en el día a día. No creo que fuera un descubrimiento, pero sí puedo decirte que supe que tenía buena voz antes de que ninguna otra persona lo supiera”, dice guiñando un ojo.

Entre las muchas cualidades de Old habits die hard, se puede apreciar el lado más ocurrente de Rennison a la hora de escribir letras, como la de “Mandy Lyn”. El tema es robusto y salvaje, y resume perfectamente la filosofía de No Sinner como banda. ¿Pero existe realmente Mandy Lyn? “Esa canción la escribimos antes incluso de que Boo hoo hoo saliese. La historia que hay detrás es real, y trata de cuando Eric y yo nos fuimos en un viaje muy loco con una fotógrafa, Mandy Lyn, realmente una gran fotógrafa. Es una z***a, también una gran fotógrafa. Empezó a írsele la olla cuando estábamos en un hotel en Reno, se le iba la cabeza y tenía una de sus locuras. Eric y yo en ese momento no sabíamos muy bien lo que hacer, así que empezamos a tocar esta canción que nos inventamos al momento, algo así como una nana. Después de aquello, nuestra relación cambió, y ella acabó haciendo algunas cosas bastante alocadas en su vida. A la canción le añadimos el sonido 70’s de Zeppelin, y convertimos esa pequeña melodía en una canción, añadiendo en las letras toda la mierda que trajo la relación con ella después de aquel episodio. Como he dicho, Mandy es una fotógrafa de mucho talento, una bomba y una persona muy seria, pero también requiere de mucho esfuerzo para mantener la relación. En resumen, es una canción sobre alguien que una vez fue una amiga y que ya no lo es”.

Old habits die hard consigue sonar a muy distintas décadas del rock and roll. “Ya sabes, como el disco que se publicó mucho después de su creación, imagino que, tal y como muchos músicos hacen, vas pasando por fases y etapas. Recuerdo que hubo un tiempo en el que Eric y yo escuchábamos un montón de discos de Prince, o nos enganchábamos a Bowie, o a los Allman Brothers o a Joe Cocker. Se puede notar ese tipo de esquizofrenia musical a lo largo del álbum y, en algunos temas de Old habits, puedo ver perfectamente las influencias por las que hemos ido pasando en los último seis o siete años. Cuando escucho el disco ahora, siento como si estuviese escuchando a muchas personas distintas y caras distintas de Eric y mías. Nuestra metamorfosis musical. No te das cuenta de lo mucho que cambias como persona, el tipo de evolución por el que pasas en un momento crucial de la vida como es la veintena, y este disco es la demostración del viaje musical que hicimos”.

En mitad del largo proceso hasta el momento en que Old habits die hard se publicara, le ofrecieron la oportunidad de grabar un álbum en solitario, See the sky about to rain, que es una delicada y ecléctica colección de versiones de folk canadiense y country, desafío que Rennison disfrutó. “Fue un desafío porque tuve que sumergirme en el cancionero canadiense. Cuando tienes artistas como Joni Mitchell, Neil Young o The Band, por ejemplo, con tan ricos repertorios, el cometido no puede ser fácil de llevar a cabo. Fue un gran descubrimiento encontrar canciones que nunca había escuchado, como “Why don’t you try” de Leonard Cohen. Confieso que quise versionar “Chelsea Hotel”, pero no pareció lo correcto porque queríamos algo más oculto que representara el trabajo y naturaleza de este gran artista. Por lo demás, algunas canciones de See the sky about to rain tienen más que ver con mi infancia. Desde que era una niña soñé con cantar y publicar un disco algún día. “Blue wing”, de Tom Russell, es una canción muy personal para mí, porque me recuerda al único sitio en que escuché esa canción, que fue en el asiento de atrás del coche de mi padre. Me encantó grabar este disco. Curiosamente, este disco estaba pensado publicarse antes incluso que Boo hoo hoo, pero como el sello tuvo que posponer la salida de éste, también pospusimos la salida del otro”.

[Con Facebook] ni siquiera necesitas ser buena como música para ser popular y para hacerte tu propio nicho en el mercado”

La ciudad de donde proviene No Sinner, Vancouver, ha pasado por un montón de cambios y evoluciones a lo largo de los años, cosa que la propia Rennison ha vivido en sus carnes. “Definitivamente, la ciudad ha avanzado mucho. Como en muchas otras partes del mundo, Vancouver también ha notado el impacto positivo de las redes sociales como Facebook, por ejemplo, lo que ha hecho que mucha gente pueda hacer llegar su música a millones. Y eso incluye a No Sinner también. Como banda, todas estas plataformas nos brindan la oportunidad de conectar con gente, y a ésta la oportunidad de conocer más sobre la banda y sobre nuestra música. Ha sido todo un cambio para No Sinner, para artistas de Vancouver y para miles de personas que hacen música alrededor del mundo. Ahora contamos con esta herramienta hazlo-tú-mismo para exponer la música directamente a las masas. Esto es, en sí mismo, un paso de gigante no sólo para el futuro de la música sino también para la creatividad artística. A veces, a través de estas plataformas, ni siquiera necesitas ser buena como música para ser popular y para hacerte tu propio nicho en el mercado, siempre que tengas algo interesante para la gente. Básicamente puedes crear tu propio perfil como artista porque Internet te lo permite, evitando así pasar por ciertos procesos de la industria que pueden ser a veces dolorosos. De esta forma, puedes mantener tu integridad, porque no tienes a nadie echándole el aliento en la nuca, y puedes demostrar tu talento sin limitaciones. Pasos adelante como éste para la música independiente son siempre bienvenidos”.

Es siempre refrescante encontrarse con Colleen Rennison. La artista canadiense pone en las canciones que compone su fuerte personalidad. Antes de despedirnos, le preguntamos cuánto recibe emocionalmente de la música, y cuánto siente que ella le está devolviendo a la música a través de su obra. “La música significa todo para mí. Es una parte enorme de quien soy, la necesito como necesito el agua o el oxígeno para vivir. Si paso un tiempo sin poder soltarme y expresarme a través de mis canciones, empiezo a volverme loca, como que voy a explotar, así es como funciona mi cuerpo, supongo. La música me ha dado muchísimo, me dio a mis amigos, estos grandes tipos de la banda, me dio la oportunidad de viajar por el mundo, y me dio libertad. Por tanto, siempre intento tratar a la música con respeto, abordarla con integridad y honor por el regalo que me ha sido otorgado. Siempre intento ser lo más honesta posible con mis canciones, y las escribo desde el corazón. Nunca he intentado vender una imagen irreal de mí, porque no quiero engañar a nadie. Lo que ves es lo que hay”.


Puedes leer la entrevista en su idioma original en la web de Bluebird Reviews, aquí.

Gio Pilato
Periodista afincado en Reino Unido, Giovanni "Gio" Pilato ha reseñado conciertos, álbums, y ha entrevistado a infinidad de artistas del mundo del blues para la popular web Bluebird Reviews. Como colaborador de Palabra de Rock, las entrevistas que figuran en este espacio son traducciones de su trabajo para el medio anglosajón, cedidas con el objetivo de mantener la llama del blues encendida.
Entrada publicada en Encuentros.

Podrían interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − uno =