Casi el 25% de la gente salta las canciones en 5 segundos o menos

Este artículo forma parte de la colaboración con Haulix, una compañía clave en la industria musical actual que hace de intermediaria entre artistas, sellos y prensa. De forma bimensual compartiremos un artículo publicado originalmente en su blog, Haulix Daily


El Internet ha arruinado nuestra ya de por sí corta capacidad de atención.

En los antiguos tiempos del entertainment, era probable que los consumidores probaran algo al menos una vez. ¿Nuevo artista? Vamos a escuchar su single. ¿Nuevo sonido? Veamos cómo se compara esto con lo que funcionó en el pasado.

El consumidor de hoy es mucho más inconstante, pero el cambio no ha sucedido de la noche a la mañana. A medida que los medios han crecido, también lo ha hecho la cantidad de opciones que los consumidores tienen en un momento dado. En 2018, cualquiera puede ver o escuchar prácticamente cualquier cosa con unos pocos clics. Desde contenido gratuito hasta servicios de streaming y (desafortunadamente) sitios piratas, casi todo lo producido está disponible en todo momento en todo el mundo.

Con eso en mente, ¿quién tiene tiempo para lo desconocido?

El blogger Paul Lamere analizó miles de millones de obras de millones de oyentes de Spotify en todo el mundo para descubrir sus tasas de omisión (es decir, cuánto tiempo pasa hasta saltar de canción). Esto es lo que encontró:

  • 24,14% de probabilidad de saltar a la siguiente canción en los primeros 5 segundos.
  • 28,97% en los primeros 10 segundos
  • 35,05% en los primeros 30 segundos
  • 48,6% de saltar antes de que termine la canción

Excavando más allá, Lamere descubrió que el oyente promedio salta 14,65 veces por hora, o aproximadamente una vez cada cuatro minutos. Las mujeres saltan canciones un poco más que los hombres, 45.23% y 44.75% respectivamente.

La tasa de omisión en dispositivos móviles es del 51,1%, mientras que en un escritorio es del 40,1%. Esa información sugiere que la escucha en el escritorio es una actividad en segundo plano, algo que se utiliza para llenar el vacío del silencio, cosa que tiene sentido. La mayoría escuchamos música mientras trabajamos, y tenemos una preferencia muy particular en cuanto a qué sonidos nos ayudan a funcionar mejor.

Lamere también encontró algunas correlaciones interesantes entre la edad y las tasas de omisión. Los adolescentes, que son conocidos por su corta capacidad de atención, saltan más del 50% de las pistas que escuchan. Los adultos, por otro lado, saltan alrededor del 35% del material.

Las tasas de omisión en fines de semana son más altas que las que se obtienen durante la semana. Ello se debe, al menos en parte, a que menos personas escuchen música en su ordenador. Las personas saben lo que quieren escuchar el fin de semana, porque a menudo intentan crear un ambiente para acompañar una actividad específica. Una vez que se identifica una actitud o estilo, omitir cualquier cosa que no se ajuste a la consistencia deseada sucede de forma natural.

Lo más importante aquí (y lo más obvio), es que captar la atención de los oyentes es más difícil que nunca. Los artistas deben atraparnos de inmediato si quieren tener alguna posibilidad de ganar fans, especialmente si esperan apuntar a un grupo demográfico más joven.

Haulix Daily - James Shotwell
James Shotwell es el director de relación con clientes en Haulix y presentador del podcast de la compañía, Inside Music. También es orador público conocido por promover carreras en la industria del entretenimiento, así como un periodista de entretenimiento con más de una década de experiencia. Ha contribuido para medios como Rolling Stone, Alternative Press, Substream Magazine, Nu Sound y Under The Gun Review, entre otros muchos.

Puedes leer sus artículos originales en el Haulix Daily Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.