Necesitamos más periodismo musical (de calidad)

Este artículo forma parte de la colaboración con Haulix, una compañía clave en la industria musical actual que hace de intermediaria entre artistas, sellos y prensa. De forma bimensual compartiremos un artículo publicado originalmente en su blog, Haulix Daily. 

El periodismo musical importa más que nunca. En ningún otro momento de la historia ha habido tantos artistas compitiendo por la atención de la audiencia o lanzando tanta música a diario. La necesidad de que alguien le dé sentido a todo ello, separar lo bueno y lo malo a través de una evaluación crítica y mantener informados a los fanáticos sobre los últimos avances, nunca ha sido tan grande.

Algunas personas argumentan lo contrario. Los expertos digitales dirán que las redes sociales han reemplazado la necesidad de blogs de música y publicaciones porque hoy en día todo el mundo tiene la capacidad de conectarse con sus artistas favoritos directamente a través de una o varias plataformas. Puedes ver las fechas de giras en Facebook, comprender a figuras públicas a través de Twitter y ver la vida cotidiana de un artista a través de Instagram. También puedes interactuar con un artista en tiempo real gracias a las herramientas de streaming disponibles en las tres plataformas mencionadas anteriormente.

Ese argumento tiene sentido para las personas que solo se preocupan realmente por las actividades de algunos artistas, pero ¿qué pasa con todos los demás? Entre las actualizaciones de amigos y familiares, por no hablar de sobrevivir y prosperar en el mundo real, ¿quién tiene tiempo para mantenerse al día con todo lo que hacen todos los artistas o grupos que disfrutan a diario, o incluso semanalmente? ¿Y para descubrir nuevos talentos?

El periodismo musical importa. Un gran artículo puede crear nuevos seguidores, desarrollar carreras o, en casos como las recientes revelaciones sobre R. Kelly, destruir el fanatismo que rodea a un artista problemático. Los y las periodistas de música, así como bloggers, vloggers, autores de boletines y fabricantes de revistas (existen) tienen la capacidad de dar forma al futuro de la industria. Los métodos para difundir sus historias y opiniones han evolucionado, pero su propósito no. Los escritores de música son los guardianes del futuro del entretenimiento, y existen no solo para ayudar a moldear la cultura pop, sino también para mantenerla bajo control.

El poder ejercido por los y las escritoras de música se ha debilitado en los últimos años debido a la afluencia de aficionados que planean hacer carrera por sí mismos en lugar de su ídolo porque la barrera de entrada prácticamente no existe, pero esa tendencia no durará para siempre. Entre los altavoces inteligentes en los hogares y el aumento de la popularidad de plataformas de streaming como Spotify y Apple Music, las personas pasan cada vez más tiempo escuchando música. El deseo de encontrar la próxima canción o álbum o artista que cambiará vidas rara vez o nunca ha sido tan persistente en la sociedad como lo es en este momento. Cualquiera que no pueda contribuir es o será ignorado pronto. Las audiencias conocen la falta de autenticidad cuando se encuentran con ella.

Lo que el mundo necesita ahora son tres cosas. El mundo necesita personas con conocimientos de música que puedan expresar sus pensamientos y opiniones de una manera interesante, así como personas que puedan contar una historia interesante sobre músicos basada en hechos. El mundo también necesita personas que puedan hacer esas cosas a través de las plataformas más populares de nuestro tiempo.

Bloguear no es y no debe ser el único enfoque para aquellos que desean discutir y analizar la música para llegar a una audiencia. En el mundo actual, una historia es tan buena como la audiencia a la que puede llegar, lo que significa que los creadores deben estar dispuestos a asumir riesgos. Los escritores siempre podrán escribir, pero esa podría no ser la mejor manera de ayudar a los artistas. En cambio, los escritores deberían tomar su trabajo y convertirlo en videos, tweets o podcasts. Tal vez necesiten hacer los tres, además de publicar una versión escrita.

Hay cientos de millones de personas en todo el mundo que pagan suscripciones mensuales para servicios de streaming musical, así como cientos de millones más que acceden a servicios similares de forma gratuita. No todas están interesadas ​​en profundizar su comprensión de la música, pero la mayoría sí lo está, y muchos no saben a dónde acudir para obtener contenido original. Con trabajo duro y flexibilidad, una nueva generación de periodistas de música podría hacerse fácilmente un nombre en un mercado cada vez más abarrotado. Sin embargo, la única forma de hacerlo es a través de contenido bien escrito y basado en hechos. Cualquier otra cosa es solo paja, y el mundo tiene suficiente de eso.

Haulix Daily - James Shotwell
James Shotwell es el director de relación con clientes en Haulix y presentador del podcast de la compañía, Inside Music. También es orador público conocido por promover carreras en la industria del entretenimiento, así como un periodista de entretenimiento con más de una década de experiencia. Ha contribuido para medios como Rolling Stone, Alternative Press, Substream Magazine, Nu Sound y Under The Gun Review, entre otros muchos.

Puedes leer sus artículos originales en el Haulix Daily Blog.

Un comentario en “Necesitamos más periodismo musical (de calidad)

  1. “ Los escritores de música son los guardianes del futuro del entretenimiento” me encanta esa frase. Es lo que me gustaría llegar a ser.
    Poco a poco me estoy leyendo los artículos y cada cual son cada vez más interesantes y amenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.