Quiénes Somos

Se nos ha convencido de que la inmediatez es un valor seguro: que es mejor lo rápido que lo bueno, mejor la cantidad que la calidad, el trazo grueso en lugar del matiz. Estamos tan cómodos comentando la intro que abre el nuevo disco de Iron Maiden que nos olvidamos de que la música va mucho más allá de un riff potente. El rock es nuestra pasión, nuestra obsesión, nuestro hobby a tiempo completo y, como tal, no podemos evitar que salpique todas y cada una de las facetas de nuestra vida. Palabra de Rock surge para poner sal en la herida que la música nos abre cada día. El rock es un pasatiempo para muchas personas, pero también es cultura, un negocio, es un fenómeno multidimensional del que todavía queda mucho por decir.

Somos conscientes de que construir un medio comprometido, autónomo y apasionado es como abrir un mercado al lado de El Corte Inglés. Puede parecer un suicidio, un derroche de energías que haríamos bien en emplear en otros asuntos. Pero el rock es nuestra pasión, y una pasión requiere de compromiso. Queremos un medio que no se conforme con hacer la vista gorda ante las miserias y grandezas del rock, sino que les hinque el diente, que las explote, que las aborde con seriedad y promueva el debate. Escribir sobre rock es también hacer rock, y el rock, como todo arte, no puede permitirse ser inofensivo.

Escribimos con la convicción de que la autocomplacencia sólo lleva al estancamiento, de que la palabra puede ser un arma afilada para hacer pensar y actuar. Escribimos para almas inquietas dispuestas a estar en desacuerdo y a debatirlo; dispuestas a estar de acuerdo y actuar en consecuencia. Para un tipo de lector, en fin, de los que no quedan tantos. Todavía serán miles quienes prefieran leer unas líneas urgentes sobre el nuevo de AC/DC, pero si conseguimos zarandear las mentes de unos pocos habrá merecido ya la pena.

El equipo:


Julen
: Apasionado de la música, de la política, y todo lo que las atraviesa. Aunque el rock pueda con todo, disfruto tanto con el soul como con el blues, con el metal como con el pop. Abogado del diablo. Defensor de pleitos pobres. Todavía empeñado en encontrar esperanza en el rock y en la palabra como armas para la subversión.
Si no quema, no es arte.

También escribe sobre música y feminismo para Pikara Magazine.


12202412_933573316722810_803720741_nJesús: Catedrático en ignorancia pero con una inmensa capacidad para enmascararlo, nace con un tercer pulmón llamado Rock y la distorsión de unas notas de guitarra eléctrica son su oxígeno. Todo lo que rodea al negocio y la complacencia de sus seguidores son su anhídrido carbónico. Su deporte favorito: tiro a las conciencias. Dada su pasión y visceralidad pocas veces da en la diana, pero suele dejar daños colaterales.

Hasta su despedida en julio de 2016, se le ha podido escuchar en radio, en su programa Galaxia del Rock: Una modesta escuela de rockeros del mañana.


Patricia: Hablar es meterse en problemas, por eso prefiero escribir. Soy una de esas ediciones limitadas de sonrisa de lujo que ya no se llevan pero que lo puede todo. Individualista por convicción y, mientras todos quieren una vida normal, yo no.

Salir del mundo de las ideas e introducirme en el universo de las experiencias vitales. No busco influir pero me sentiré satisfecha si zarandeo. Iluminemos salas, rompamos hielo, acerquemos desconocidos y…¡a darle al play!


Edgar: A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo pero, aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático y, cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios.

Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.