Quiénes Somos

Se nos ha convencido de que la inmediatez es un valor seguro: que es mejor lo rápido que lo bueno, mejor la cantidad que la calidad, el trazo grueso en lugar del matiz. Estamos tan cómodos comentando la intro que abre el nuevo disco de Iron Maiden que nos olvidamos de que la música va mucho más allá de un riff potente. El rock es nuestra pasión, nuestra obsesión, nuestro hobby a tiempo completo y, como tal, no podemos evitar que salpique todas y cada una de las facetas de nuestra vida. Palabra de Rock surge para poner sal en la herida que la música nos abre cada día. El rock es un pasatiempo para muchas personas, pero también es cultura, un negocio, es un fenómeno multidimensional del que todavía queda mucho por decir.

Somos conscientes de que construir un medio comprometido, autónomo y apasionado es como abrir un mercado al lado de El Corte Inglés. Puede parecer un suicidio, un derroche de energías que haríamos bien en emplear en otros asuntos. Pero el rock es nuestra pasión, y una pasión requiere de compromiso. Queremos un medio que no se conforme con hacer la vista gorda ante las miserias y grandezas del rock, sino que les hinque el diente, que las explote, que las aborde con seriedad y promueva el debate. Escribir sobre rock es también hacer rock, y el rock, como todo arte, no puede permitirse ser inofensivo.

Escribimos con la convicción de que la autocomplacencia sólo lleva al estancamiento, de que la palabra puede ser un arma afilada para hacer pensar y actuar. Escribimos para almas inquietas dispuestas a estar en desacuerdo y a debatirlo; dispuestas a estar de acuerdo y actuar en consecuencia. Para un tipo de lector, en fin, de los que no quedan tantos. Todavía serán miles quienes prefieran leer unas líneas urgentes sobre el nuevo de AC/DC, pero si conseguimos zarandear las mentes de unos pocos habrá merecido ya la pena.